Reglamentación

El decreto ministerial del 15 de marzo de 2000 estipula la periodicidad y las recalificaciones a las cuales están sometidas los acumuladores hidroneumáticos cuya PS x V (presión máxima admisible x volumen) sea superior a 200 bares x litro y cuya presión máxima de servicio supere los 4 bares. Estas inspecciones y recalificaciones deben res realizadas a solicitud del usuario. Las máquinas y accesorios deben mantenerse siempre en buen estado. El propietario tiene la obligación de asegurar a su debido tiempo la limpieza, reparaciones y sustituciones necesarias.
  • Los procedimientos

     La INSPECCIÓN consiste en una visita interna y externa del equipo tras haberse dejado al descubierto todas las partes móviles, y de una verificación de los accesorios de seguridad tantas veces como sea necesario en función del riesgo de deterioro. Debe medirse el grosor de la chapa con el fin de determinar la viabilidad de la recalificación. Para los acumuladores hidroneumáticos, las inspecciones periódicas deben realizarse como mínimo cada 40 meses. Nota: En las instalaciones en el extranjero, la reglamentación dependerá del país de la instalación. Consulte la reglamentación vigente en el país correspondiente.

    La RECALIFICACIÓN consiste en una inspección interna y externa y en una prueba hidráulica del equipo con su presión de prueba, y en una verificación de los accesorios de seguridad, con recalibrado o sustitución, así como de la existencia y la exactitud de los documentos asociados al equipo a presión. La recalificación de los equipos a presión (acumuladores hidroneumáticos) debe realizarse obligatoriamente cada 10 años. Su validación debe ser efectuada pos un organismo autorizado.

Usted es un usuario de depósitos a presión (supresores, anti-ariete, vaso de expansión). Por este motivo, le rogamos que preste atención a la obligación de someter a sus depósitos a las inspecciones reglamentarias cada 40 meses y a las recalificaciones decenales según la legislación vigente.